La caravana del circo Roma Dola se ha instalado en Ávila, donde ofrecerá su espectáculo desde hoy y hasta el próximo domingo
DAVID CASILLAS / ÁVILA

El mayor espectáculo del mundo ha vuelto de nuevo a plantar su mágica carpa en Ávila, de la mano en esta ocasión del Circo Roma Dola, una compañía con varios años de experiencia que se mantiene fiel a la secular tradición circense de ser una función en la que junto al asombro que provocan malabaristas, trapecistas, magos, equilibristas, payasos y otros artistas singulares, practicantes todos ellos del ‘más difícil todavía’, cabe la celebración de números que tienen a los animales como protagonistas.

Instalada en la explanada situada detrás del cuartel de la Policía Local, la carpa multicolor del Circo Roma ofrecerá esta tarde, a las 19,00 horas, la primera de las siete funciones que tiene previsto escenificar en Ávila a lo largo de los próximos días.

Las otras oportunidades de asistir durante estas próximas jornadas al mágico espectáculo del circo, alrededor de cuya pista central se reparten ochocientos asientos, se distribuirán de la siguiente forma: el viernes, a las 19,00 horas; el sábado, a las 17,00 y a las 19,30; el domingo, a las 12,00, las 17,00 y las 19,00 horas.

Veinte artistas. El espectáculo que ofrece este circo, que llega por primera vez a Ávila después de pasar por Salamanca y antes de asentarse por unos días en Segovia, lo protagonizan alrededor de veinte artistas de diferentes nacionalidades, cuyas habilidades especiales se centran en mantener la atención constante del público durante las aproximadamente dos horas que dura cada función, interrumpida por un breve descanso de unos diez minutos.

Entre esos artistas, todos ellos ‘singulares’, destaca la presencia de quien está considerado el domador más joven de Europa, Ricardo Dola, de sólo catorce años de edad, a cuyas órdenes actuarán sobre la pista un elefante, dos dromedarios y ponis. Su padre, Giulio Dola, es también domador, pero en sus manos está el control de otros animales mucho más peligrosos y espectaculares: los leones.

Además de esos espectáculos con animales, el público que acuda a cada una de las funciones, según informó Valeriano a Diario de Ávila, podrá ver también números que tendrán como protagonistas a malabaristas, trapecistas, payasos, magos, músicos y equilibristas (en altura y sobre rulo), además de alguna que otra sorpresa.

Las risas no se quedarán sólo para los minutos en que actúen los siempre esperados payasos, ya que el circo, en su intención de hacer todo lo posible para que el público se divierta al máximo, ofrecerá varias entradas cómicas entre unos números y otros.

Información de www.diariodeavila.es